¿Qué diferencias hay entre el sistema educativo británico y el español?

El sistema educativo inglés es uno de los más reconocidos a nivel internacional y puede ofertarnos numerosas ventajas. Por ello, es uno de los destinos tradicionales más solicitados para estudiar en el extranjero. Te explicamos las 5 diferencias más destacadas entre el sistema educativo español y el británico:

1) Hay más práctica que teoría. En el sistema español aún prima la teoría y la memorización pura y dura. Sin embargo, la práctica es una pieza fundamental en el aprendizaje de los estudiantes en el sistema educativo inglés. Para ellos es más importante que los alumnos asimilen los conocimientos a que los retengan sin haberlos entendido bien. Por ello, los colegios fomentan el desarrollo de las habilidades y destrezas individuales para aplicar los conocimientos adquiridos en clase.

2) Poseen un sistema de trabajo por objetivos. Para los británicos no solo se trata de asistir a clase, sino que cada alumno ya conoce los objetivos que debe alcanzar al final del año y se esfuerza y trabaja durante todo el curso para conseguirlos. Estos objetivos son distintos para cada alumno, dependiendo de su nivel, y sus fortalezas y debilidades. Trabajar de esta forma aporta una autoestima y un aumento de su capacidad de superación para los alumnos, lo que les beneficia enormemente.

3) Predomina el trabajo en equipo. Los británicos fueron los pioneros en implantar el trabajo en equipo como pieza imprescindible para resolver problemas en conjunto. Además, teniendo que tratar desde pequeños con la manera de estudiar y trabajar de los demás a la hora de realizar trabajos o exposiciones en clase. Una forma de trabajar que les ayuda a prepararse para su futuro laboral, en donde seguramente tengan que compartir tareas con otros compañeros.

4) Existe una diversificación por niveles y una exigencia académica distinta. Por ejemplo, en Reino Unido debes realizar un examen para pasar a lo que equivaldría a nuestro Bachillerato, mientras que en el sistema español no existe. De la misma forma, existe la diversificación por niveles y habilidades, convirtiendo la enseñanza en algo individualizado y personalizado que se adapta a las capacidades de cada alumno, algo que en España no ocurre.

Además, apuestan por la evaluación continua. Los británicos buscan un rendimiento continuo en las escuelas. No quieren que los alumnos se esfuercen solo en momentos puntuales, como los exámenes finales o los trabajos entregados en el último momento. El sistema educativo inglés da gran valor e importancia al esfuerzo y a la constancia. Dos cualidades que se consiguen gracias al refuerzo positivo de los alumnos y la motivación, por lo que es algo que los profesores cuidan mucho de aplicar con todos sus alumnos.

¿Quiéres disfrutar una experiencia en el extranjero? Contáctanos admin@schoolandgo.es

Pº Independencia 6, planta 4ª
oficina 2. ZARAGOZA, 50004
+34 667 675 937 | 677 581 321
+34 876 047 136

@ School&Go. 2024

Abrir chat
1
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?
¿Quieres escribirnos directamente por Whatsapp?